Icono menu

Adalfiza, un ejemplo del potencial femenino

20/12/2018
Portada noticia

Asistencia Humanitaria Integral - BPRM XII


A veces lo único que las personas necesitan en la vida, es un “empujoncito”. Tal es el caso de Adalfiza, una mujer originaria del municipio de Patía, en el departamento del Cauca. Ella, como muchas otras mujeres colombianas, es trabajadora y lucha diariamente por sacar adelante a su familia. Adalfiza solía vivir con las pocas ganancias que le dejaban unas cuantas ventas de “cholao” en El Bordo, Cauca.

Todos los días se levantaba a moler hielo con sus propias manos. Actividad, que le estaba perjudicando su salud y que no era rentable, puesto que no contaba con una entrada fija mensual y por la que ella misma sostiene que su familia pasaba muchas necesidades y aflicciones. Sin embargo, ella siempre quiso mejorar la calidad de sus cholaos y lograr producirlos más rápido.

Tiempo después, el enlace de género de Mercy Corps le habló y de un nuevo proyecto de asistencia humanitaria con población víctima del conflicto armado. Realmente lo que atrajo a Adalfiza al proyecto, fueron las capacitaciones, porque ella se describe a sí misma como una mujer a la que le gusta estar continuamente aprendiendo.

Fue entonces allí como participante del programa, que aprendió de manera dinámica y participativa, asuntos legales para acceder a sus derechos, recibió asistencia psicosocial y entrenamientos en el área productiva. Y fue precisamente este “empujoncito” con el que Adalfiza mejoró la forma de lograr su sustento de vida.

Gracias al empoderamiento que recibió en el proyecto de Asistencia Humanitaria Integral BPRM12

y al respaldo de profesionales, se fortaleció como una mujer de negocios, compró una máquina industrial que raspa el hielo y mejoró su modelo de venta con calidad y rapidez.

Ahora se levanta todos los días feliz, llena de esperanza y sin preocupación por conseguir su sustento económico. Dispuesta a seguir haciendo lo que más le gusta y sin tener que poner en riesgo su salud.

Su excelencia y dedicación la han llevado a festivales locales y eventos de emprendimiento en los que se espera que siga participando, compartiendo su experiencia y llevando el mensaje de que un mundo mejor sí es posible.