Icono menu

Abrazando el futuro, soltando el pasado

20/12/2018
Portada noticia

Asistencia Humanitaria Integral - BPRM XII


María Amparo Garrido tiene 67 años, es originaria de Tumaco, Nariño y así como muchos otros tumaqueños, ha sufrido las consecuencias del conflicto en carne propia. No sabe nada de 5 familiares muy cercanos, lo único que conoce es la fecha en la que los vio por última vez.

Por su ubicación estratégica al suroccidente de Colombia y cercanía con Ecuador, Tumaco por muchos años fue un punto muy importante de operación para la guerrilla colombiana.

Debido a ello, al narcotráfico y a las bandas criminales que se tomaron el territorio, la sociedad civil se vio altamente afectada. La amenazas, las matanzas y la instalación de minas para evitar la erradicación de cultivos ilícitos, eran pan de cada día. De esta manera, los niveles de violencia incrementaron a tal punto que para el 2014, la tasa de homicidios de este municipio, supera tres veces la tasa nacional.

Debido al conflicto, varios tumaqueños migraron a zonas aledañas a su municipio. Tal es el caso de María Amparo, que actualmente vive en una casita en el Valle del Guamuez en el departamento de Putumayo con sus hijos y sus nietos.

Ella dice que las heridas ocasionadas por el conflicto son imborrables y que carga con el dolor que éstas le dejaron.

Pero son precisamente las ganas de salir adelante, de superar las adversidades y de despojarse del peso de su pasado, lo que la motivó para asistir al taller de La Hormiga y al Retiro de Teatro ofrecido por el equipo de Mercy Corps en el Proyecto de Asistencia Humanitaria Integral BPRM12.

Después de esta experiencia, María dice que su participación en el proyecto, fue de mucho provecho. No solo se sintió feliz por verse a sí misma en un espacio distinto, desenvolviéndose en un espacio en el que su opinión y su presencia es importante, sino que dice confiadamente que se salió aligerada y aliviada por el hecho de haber podido abrir su corazón para contar su experiencia con otras personas.

Fue una ruptura a su rutina, que la hizo consciente de lo valiosa que ella es y de lo bueno que es el futuro cuando se decide asumir el pasado para seguir adelante y no permitiendo que el peso del pasado le impida vivir una vida feliz.